Acusan artesanas de Oaxaca a "marca de lujo" de revender sus productos

Ciudad de México (SinEmbargo).– Artesanas de la cooperativa Púrpura Tixinda, originarias de Oaxaca, denunciaron que la marca Púrpura Mixteco se apropió de sus prendas y las revende sin su consentimiento, bajo un esquema de publicidad engañosa que refiere al “comercio justo y ético”.

La cooperativa criticó que Púrpura Mixteco se ostente como productor socialmente responsable, cuando son “revendedores de textiles de nuestra región, que usurpan el nombre y la imagen de nuestra cooperativa para legitimarse”.

Púrpura Tixinda señaló que Púrpura Mixteco uso fotos de su organización y atribuye a su presidenta Amada Sánchez la autoría de algunas prendas para sugerir que la cooperativa trabaja con la empresa.

“Afirmamos que nuestra cooperativa no trabaja con Purpura Mixteco y que ninguna de sus integrantes reconoce ser su colaboradora”, señalan la artesanas en un comunicado publicado en redes sociales.

La cooperativa reconoció que varias de las prendas que se exhiben por la empresa fueron creadas por Púrpura Tixinda, pero sostiene que “jamás se nos dio a conocer que serían expuestas para su reventa como parte de una marca de lujo, ni se nos pidió autorización”.

“Esta situación es un ejemplo más de las prácticas extractivistas que explotan la labor y el conocimiento de los pueblos originarios y afrodescendientes, creando relaciones de producción en las que las comunidades quedamos en grave desventaja frente a quienes se asumen como nuestros benefactores”, expuso la organización.

Ante ello, Púrpura Tixinda exigió a Púrpura Mixteco el esclarecimiento sobre el origen y autoría de las prendas que comercializan, así como los procesos, acuerdos y demás elementos que justifiquen su promoción como “una marca de lujo que busca la inclusión de pueblos indígenas”.

La cooperativa reconoció que varias de las prendas que se exhiben por la empresa fueron creadas por Púrpura Tixinda, pero sostiene que “jamás se nos dio a conocer que serían expuestas para su reventa como parte de una marca de lujo, ni se nos pidió autorización”.

“Esta situación es un ejemplo más de las prácticas extractivistas que explotan la labor y el conocimiento de los pueblos originarios y afrodescendientes, creando relaciones de producción en las que las comunidades quedamos en grave desventaja frente a quienes se asumen como nuestros benefactores”, expuso la organización.

Ante ello, Púrpura Tixinda exigió a Púrpura Mixteco el esclarecimiento sobre el origen y autoría de las prendas que comercializan, así como los procesos, acuerdos y demás elementos que justifiquen su promoción como “una marca de lujo que busca la inclusión de pueblos indígenas”.

–Con información de Carmen González de Periódico Central