Llega a México segundo lote de vacunas antiCovid-19

México ha recibido la mañana de este sábado el segundo cargamento de vacunas contra el coronavirus en una semana. 42,900 inmunizaciones han arribado al país provenientes de la planta de la empresa Pfizer-BioNTech en Bélgica.

La mayor parte, 34,125, ha aterrizado en el aeropuerto de Ciudad de México, mientras que otras 8,775 lo hicieron en Monterrey (Nuevo León) para ser trasladadas al Estado de Coahuila.

Estos nuevos lotes se suman a las 3,000 dosis del miércoles, que sirvieron para que México fuera, junto con Costa Rica y Chile, las tres primeras naciones de América Latina que comenzaron a vacunar a su población contra el virus. A pesar del cambio de conversación que ha provocado la llegada del antígeno a México, la situación de la pandemia continúa siendo apremiante.

La capital del país roza la saturación con 7,700 personas ingresadas en hospitales del Valle de México de acuerdo al reporte de ocupación del 24 de diciembre, el último disponible. Hay solo 205 camas con ventiladores vacantes en la capital. 

Las vacunas que llegaron a Monterrey serán enviadas vía terrestre a la ciudad de Saltillo, en Coahuila, donde serán puestas bajo resguardo militar, como se hizo con el anterior lote.

Las vacunas de Pfizer-BioNTech necesitan mantenerse en ultracongelación. La compañía ha dispuesto un empaque especial que le permite mantenerse a estas bajas temperaturas y todos los paquetes cuentan con un chip de monitoreo que geolocaliza las dosis y transmite la temperatura de forma continua.

El delegado del Gobierno federal en Coahuila informó el viernes de que la entidad espera 7,500 dosis. El Estado es la séptima entidad con más casos activos, 1,499, y acumulados (48,093). Allí han fallecido 4.069 personas por la enfermedad.

La aplicación de estas inyecciones comenzará el lunes en Ciudad de México y en Coahuila. México espera seguir recibiendo vacunas de forma continua hasta sumar 1.4 millones de dosis al 31 de diciembre. Posteriormente, la farmacéutica cubrirá otros 34.4 millones de viales.

A estas se sumarán posteriormente embarques de otros fabricantes de medicamentos, como la china CanSino y posteriormente la de Astra Zeneca. El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, dijo que el Gobierno también puede concretar compras con Janssen, que podría suministrar el antígeno en mayo de 2021.

Las autoridades sanitarias han dicho que el nuevo lote permitirá continuar con la campaña de vacunación dirigida principalmente a quienes están en la primera línea de atención a pacientes de la covid-19. Esto es médicos, enfermeras, laboratoristas, personal de ambulancias y de limpieza e higiene de los hospitales.

México es el país que más víctimas ha registrado en la pandemia entre el personal sanitario. Por eso fue simbólico que, a diferencia de otras naciones, la primera mexicana que recibió el piquete en el brazo fue la enfermera María Irene Ramírez, de 59 años, del hospital Rubén Leñero de Ciudad de México. El gesto fue repetido entre personal sanitario en los Estados de México y Querétaro.

Los primeros ejercicios de vacunación también han dejado críticas. Personal sanitario del hospital La Raza, uno de los más grandes de la capital con más de 700 camas, se manifestaron este viernes porque afirmaron que las 22 dosis recibidas fueron aplicadas a directivos del centro. “Vacuna al operativo, no al directivo”, se quejaban en pancartas.

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoe Robledo, matizó la información y dijo que el único alto cargo de La Raza que se había beneficiado con la inmunización fue el director del centro porque era mayor de 60 años y tenía dos comorbilidades.

Este sábado, Robledo dijo que los beneficiarios de la vacuna son elegidos por el personal de los hospitales y que este se divide en 10 categorías que van más allá de médicos y enfermeras. “Es esencial proteger a quienes nos han protegido en estos meses”, ha dicho Robledo esta mañana al pie del avión que transportó el nuevo cargamento.

Con información de EL PAÍS.