Detienen a cajera de banco que defraudó con un millón a jubilado; el adulto mayor se suicidó al perder su patrimonio

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Elementos de la Fiscalía Regional de Cuautitlán detuvieron a una pareja por su probable responsabilidad en un fraude de un millón 10 mil pesos que había ahorrado en Banco Azteca un jubilado, quien se suicidó el 20 de febrero al darse cuenta de la estafa y no poder obtener justicia después de ocho meses.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó sobre la detención de Ricardo “N” de 31 años y Abigail “N” de 33 años, esta última ejecutiva de Banco Azteca en el municipio de Huehuetoca, Estado de México, por este caso, después de que se supo del suicidio del adulto mayor.

Uno de los familiares del señor fue a la Fiscalía Regional de Cuautitlán a denunciar el hecho y se inició una investigación, lo que llevó a indagar a la sucursal ubicada en la colonia Centro, en Huehuetoca y se detuvo a la pareja en poder de 21 tarjetas de débito propiedad de Banco Azteca y de las que ellos no eran los titulares.

Los defraudadores fueron ingresados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de la zona, donde quedaron a disposición de un juez, quien los vinculó a proceso por los delitos de falsificación y uso indebido de títulos al portador y documentos relativos al crédito para realizar pagos con dichas tarjetas sin consentimiento de los titulares.

Además, fueron vinculados a proceso por falsificación y utilización indebida de títulos al portador, documentos relativos al crédito público y fraude por haber obtenido el millón 10 mil pesos de la cuenta del cliente de ese banco, por lo que suman dos procesos legales en su contra.

Crimen planeado

Elementos de la Fiscalía Regional de Cuautitlán "aseguraron a un hombre y una mujer, quienes son pareja, los cuales son investigados por su probable participación en un fraude por más de un millón de pesos en agravio de un cuentahabiente de Banco Azteca en este municipio", dice el comunicado.

Agrega que la pareja de delincuentes planeó disponer del dinero del hombre de 62 años desde diciembre de 2019.

“Por ello, esta mujer citó a la víctima al banco referido supuestamente para descargarle una aplicación móvil en su teléfono celular. No obstante, ésta lo descargó en un teléfono que previamente había comprado. Posteriormente, apertura una cuenta a nombre de una mujer que ya había fallecido y el 29 de diciembre de 2019 descargó la aplicación móvil del banco en otro teléfono de su propiedad.”

Después de los días 29 y 30 de diciembre de 2019 había traspasado fondos por las cantidades de 610 mil y 400 mil pesos de la cuenta de la víctima a la cuenta de la mujer fallecida. En días siguientes se realizaron depósitos a una cuenta cuyo titular era Ricardo “N”.

El suicidio

Se llamaba Gerardo, tenía 62 años y al darse cuenta del fraude, el 20 de febrero, se quitó la vida y en el lugar de los hechos dejó una cartulina acusando a empleados de Banco Azteca de cometer un fraude y vaciar su cuenta de 1 millón 10 mil pesos.

Acusó principalmente a Nayelli “N”, subgerente de Banco Azteca de Huehuetoca y sus compañeros.

El mensaje estaba junto a su cuerpo inerte colgado de una cadena de metal dentro de su domicilio ubicado en la calle Asunción, de la colonia Citara Ciudad Integral Huehuetoca. Se había ahorcado.

“Para las autoridades, con todo respeto doy a conocer que es mi voluntad quitarme la vida, ya que el personal de Banco Azteca me vació mi cuenta de ahorro. No tengo ni para comer, ni para doctor, ni para medicina, ni para las necesidades más básicas y en 8 meses no he podido llegar a un juez”, indicó en un mensaje póstumo escrito en la cartulina fluorescente.

Pidió que sus restos fueran enviados a una fosa común porque no tenía hijos, familia, amigos o dinero para un funeral.

Con información de PROCESO.