Francisco Toledo,indígenas y mujeres, en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca

Para el pintor juchiteco, Francisco Toledo, hoy de feliz memoria, la mujer indígena siempre fue centro de una marea, que de haberse volcado en tsunami, tendría a Oaxaca en la palestra mundial como ejemplo de lucha en América Latina, como sucedió hace algunos días en pro del aborto legal; pero las inercias gubernamentales han mantenido en la obscuridad a sus pueblos indígenas y sometido a sus mujeres al machismo retrograda que busca apagar su magia, esa que hoy resurge en uno de los escenarios literarios más importantes de los últimos años en México. La edición número 39 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), cuya sede será el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, se presentó como un homenaje al recién desaparecido maestro (1940-2019), a las mujeres y la cosmogonía indígena oaxaqueña, un grito desesperado que busca #ReinventarLaVida. Del 19 al 27 de octubre se hablará de la mujer, se reunirán escritoras y creadoras, en 51 encuentros literarios con temas diversos y de urgencia nacional, urgencia de visibilidad, urgencia de atención, urgencia de solución: sobre feminicidios, crisis migratoria, victimización de los cuerpos femeninos y la lucha por su autonomía, desigualdades laborales y brecha salarial, la condena de la maternidad y los movimientos sociales feministas. Igual que la libertad de las mujeres se extingue con la violencia sin precedentes en el país, esa misma desaparece, cada que una lengua indígena se esfuma en la ignominia en un territorio que denominan como en disputa, lo que igual sucede con la hegemonía masculina en el campo literario. Esa supremacía quiso romperse con la conformación de un comité integrado por las autoras Yásnaya Aguilar, Jazmina Barrera, Verónica Gerber Bicecci, Tanya Huntington, Yolanda Segura e Isabel Zapata y las consejeras Guadalupe Ángela, Karina Sosa y Abril Castillo, quienes decidieron el rumbo de la edición 39. Rebecca Solnit, Yolanda Reyes, Natalia Trigo, Paula Bonet y como invitado al escritor indo-británico Salman Rushdie, autor de “Hijos de la medianoche” y “Los versos satánicos”, serán parte del menú libertario. Escuchar al indígena El gobierno federal, colabora en la FILO39 con el denominado Pabellón de las Lenguas Indígenas en el que habrá cabida para las 68 lenguas que resisten en México y que tienen en Oaxaca una resonancia vital para salvar su riqueza lingüística y cultural. El pabellón tendrá una fonoteca, una sala de realidad aumentada, proyecciones a cargo del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), proyección de largometrajes que coordina el Canal 22, entre ellas 6 cápsulas en lengua Mixe, interpretadas por la soprano María Reina, del territorio de los “jamás conquistados”. Habrá espacio para una rocola con piezas antiguas y de nueva creación, una estación en lenguaje de señas, una biblioteca especializada en lenguas. La FILO39 también será la punta de lanza para abastecer de forma sistemática los espacios de lectura y bibliotecas que Francisco Toledo creó: la Biblioteca de San Agustín de reciente creación, la del Penal de Tanivet, la ubicada en el Centro de Readaptación Social de Santa María Ixcotel, la que se instaló en la Dirección de Ejecución de Medidas para Adolescentes y la del anexo psiquiátrico. El evento literario también albergará el primer encuentro estatal de bibliotecarios, el tercer encuentro de promotores de lectura, el noveno encuentro de periodismo cultural latinoamericano, el segundo foro estatal del uso del Canabbis sativa en México, y el taller de Libros periodísticos. También la entrega de premios por primera vez el Premio Bellas Artes de Literatura en Lenguas Indígenas a Carlos Dámaso España, originario de Tlaxiaco, Oaxaca por su escrito en lengua mixteca; el Premio Internacional de Literatura Aura Estrada, a la escritora mexicana Natalia Trigo Acuña por la novela “Marfa”; y de manera póstuma se entregará el Reconocimiento FILO a la Trayectoria a los poetas Rocío González y a José Molina, pero poner a la mujer como centro de las actividades es el verdadero homenaje.