Deja gobierno en el desamparo a saxofonista atacada con ácido en Oaxaca

Luego de haber sido dada de alta, la saxofonista atacada con ácido, María Elena Ríos, regresó a su casa, en Huajuapan de León.

A pesar de las promesas de apoyo que ofrecieron instancias de gobierno, la joven no ha recibido la atención fisioterapéutica ni psicológica que le prometieron.

Su hermana, Silvia Ríos, relata que María Elena se encuentra la mayor parte del tiempo distante y sin ánimos, lo cual le preocupa pues el accidente cambió por completo su vida.

Mientras su carrera como saxofonista despuntaba, un ataque con ácido el pasado 9 de septiembre acabó con todo los sueños que en ese momento tenía la joven.

Desde entonces ha tenido que pasar por duros momentos, en los que el apoyo del gobierno llegó un mes más tarde para trasladarla a una unidad especializada de atención para pacientes quemados llegó meses más tarde.

A seis días de estar en su casa, la saxofonista no ha recibido la atención necesaria que le habían prometido.

Mientras tanto, el presunto autor intelectual, el ex diputado y empresario Juan Antonio Vera Carrizal no ha sido presentado ante la justicia.