Memoria de Oaxaca sufre con recuerdos en megasimulacro

Con los recuerdos a flor de piel y el temor por vivir en una ciudad altamente sísmica que no ha sido inmune a los embates de la naturaleza, miles de oaxaqueños en la capital del Estado, como en municipios de las ocho regiones del estado, participaron en el megasimulacro que se realizó este 19 de septiembre en conmemoración del sismo que azotó a la Ciudad de México en 2017 y los 34 años de otro terremoto que dejó miles de muertos en el centro del país. En la región de la Cañada y Sierra Mazateca participaron municipios como Huautla de Jiménez, Santa María Chilchotla y Teotitlán de Flores Magón, también la Universidad de la Cañada, entre otros. Dependencias del gobierno estatal, de la iniciativa privada, instituciones educativas y ciudadanía en general participó en las acciones para simular su actuación durante un sismo de 8.6 en la escala de Richter, identificar puntos de riesgo y prevenir en caso de una eventualidad. La alerta sísmica se activó y las brigadas de Protección Civil comenzaron a evacuar los edificios. Sonaron las sirenas de ambulancias, carros de bomberos, patrullas, cuerpos de seguridad y de auxilio médico también participaron. Se escuchaban entre los participantes las anécdotas de algún terremoto vivido, de oaxaqueños originarios del Istmo de Tehuantepec que también en 2017, pero el 7 de septiembre, fueron protagonistas del terror cuando 8.2 grados Richter sacudieron la tierra y cambiaron para siempre su vida. Para muchos escuchar la alerta sísmica es ya una experiencia traumática y sin duda este tipo de eventos les recuerdan la vulnaverabilidad de la vida.