Vinaora Nivo Slider 3.x
Vinaora Nivo Slider 3.x

Prenden fuego a maquinaria en repudio a proyecto eólico en Oaxaca

  • Proceso
  • Jueves, 13 Julio 2017 11:43
  • Publicado en Estado

OAXACA, Oax. (apro).- Integrantes de la Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar incendiaron una retroexcavadora, una grúa, un tráiler y tubos de drenado que se localizaban en la Playa Copalito, ante el temor de que los gobiernos federal y estatal pretendan realizar un proyecto eólico en la zona lagunar huave.

Pese a que el pueblo Ikoots y el Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha exigieron información sobre la obra, los tres niveles de gobierno desoyeron esas peticiones, razón por la que los inconformes decidieron quemar la maquinaria de la empresa que realiza trabajos de dragado en Playa Copalito.

Con el apoyo de integrantes de las asambleas de los pueblos de Álvaro Obregón, San Francisco del Mar y San Mateo del Mar, el pueblo huave de San Dionisio del Mar prendió fuego la noche del pasado lunes a la maquinaria pesada de una empresa que realiza trabajos de dragado en Playa Copalito.

Los inconformes manifestaron su indignación por la forma de entrar a la zona de la empresa, sin aviso, sin información y sin la autorización de la comunidad.

El Comité Gobixha manifestó su preocupación por los recientes hechos ocurridos en San Dionisio del Mar ante el ingreso de maquinaria pesada y el inicio de obras en la Playa Copalito sin el consentimiento de la comunidad, acciones que podrían derivar en un riesgo de confrontación.

Igual señaló que el domingo fueron encontrados en la Playa Copalito tubos forrados que llamaron la atención de los pobladores por su gran tamaño. Al día siguiente fueron reportadas al menos cinco camionetas blancas transitando por la comunidad.

El martes 4, en Chicapa de Castro, fueron detectados vehículos con maquinaria pesada que se dirigían a San Dionisio del Mar, y ese mismo día por la tarde acudieron dos personas encargadas de la maquinaria a informar que se trataba de un proyecto de Conapesca, interrumpido desde hace diez años, pero que a raíz del huracán Beatriz se había reactivado la obra, la cual consiste en un muelle de 300 metros.

Luego dijeron que se trataba de un canal, pese a que la comunidad ha estado solicitando el desfogue de la bocabarra que conecta a la Laguna Superior con el Pacífico.

Ante la exigencia de un estudio de impacto ambiental, la empresa respondió que no había tiempo para éste, ya que tenía un mes para realizar la obra, y que la autoridad ya estaba enterada.

En tanto la autoridad municipal dijo no saber de qué se trataba el proyecto, y de igual manera respondió la Cooperativa de la Playa Copalito.

Otra situación que inconformó a la comunidad es la afectación a los pescadores libres, quienes fueron retirados de su área de trabajo, pues la maquinaria (dos retroexcavadoras gigantes con oruga y una draga flotante) ingresaron en la madrugada del jueves 6 a Playa Copalito, donde han iniciado los trabajos.

La Asamblea General del Pueblo de San Dionisio del Mar exigió se retire la maquinaria del lugar, toda vez que no han dado su consentimiento para la realización de los trabajos y se corre el riesgo de confrontación, ante lo que la comunidad considera un proyecto eólico disfrazado y una provocación.

También exigieron a la presidenta municipal Teresita de Jesús Luis Ojeda que garantice el respeto y la protección a los derechos humanos de los integrantes de la Asamblea de San Dionisio del Mar, entre los cuales destacan el derecho a la seguridad e integridad personal.

Igual recordaron que en 2012 la empresa Mareña Renovables intentó construir un parque eólico sobre la barra Santa Teresa, zona de reserva comunal y de pesca para varias comunidades de la Laguna, proyecto que las comunidades de región lograron echar atrás.

Ante la nula respuesta gubernamental, alrededor de 200 indígenas ikoots o huaves quemaron la maquinaria, consistente en una retroexcavadora, una grúa, un tráiler y más de una docena de tubos de drenado que se encontraban en la playa de San Dionisio del Mar.

Incluso, los integrantes de la asamblea mantienen tomado el palacio municipal desde hace más de cuatro años en clara oposición a los proyectos eólicos.

Valora este artículo
(0 votos)