Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x
Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Desprotegidos mazatecos sin Atlas de Riesgos; costaría 4 millones de pesos

  • Staff Ruta 135
  • Sábado, 15 Junio 2019 06:46
  • Publicado en Principales

A pesar de que el interés por conformar Comités Municipales de Protección Civil ha crecido, principalmente por siniestros en temporada de lluvias y en la época de sequía con incendios, la región Mazateca carece de un Atlas de Riesgo, herramienta que sirve a las autoridades municipales para detectar peligros en su área geográfica, y ordenar el desarrollo territorial, prevenir desastres naturales y saber cómo actuar para salvar vidas. 

El delegado en la Cañada de la Coordinación Estatal de Protección Civil (Cepco), Raúl Soto Bazán explicó que el Atlas es un instrumento que sirve como base de conocimiento del territorio y de los peligros que pueden afectar a la población y a la infraestructura del sitio.

Sin embargo, el trabajo de investigación requiere de personal especializado y su estancia por meses en la región y los municipios no cuentan con los recursos para financiarlo, pues su costo ascendería a más de 4 millones de pesos, recursos que en algunos casos es hasta cinco veces mayor del dinero que los municipios reciben anualmente.

Desde hace más de 10 años el tema de los Atlas de Riesgos se ha convertido en un tópico en la Prevención y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y requisito para la conformación de Comités Municipales de Protección Civil.

“A pesar de ser herramientas útiles para implementar medidas de reducción de vulnerabilidad y mitigación de dichas amenazas, constituye una empresa de gran envergadura que debe remontar grandes dificultades metodológicas, conceptuales, pero también institucionales y, sobre todo, económicas”.

Dijo que en la administración pasada la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) facilitaba el 70 por ciento del recurso para su elaboración, pero se ha suspendido el financiamiento.

El funcionario regional dijo que el documento es como la “Biblia de los riesgos” y la base sobre la cual se pueden diseñar programas de Protección Civil.

Ahora la única herramienta con la que cuenta en cada una de las comunidades de la zona son los Mapas de Percepción de Riesgos que son elaborados con apoyo de las autoridades municipales y pobladores, encargados de identificar zonas vulnerables.

Una vez que se traza el mapa de la comunidad se realiza una reunión con el pueblo para que se apruebe y se realizan las aportaciones necesarias para identificar posibles zonas en riesgo, por ejemplo en temporada de lluvias los lugares, como laderas, donde han sido construidas casas, que pueden ser susceptibles de algún derrumbe.

Por ahora la única consulta de información sobre la vulnerabilidad de sitios cercanos a las comunidades puede realizarse vía satélite y en algunas zonas no hay acceso a servicios informáticos e internet.

Del total de los municipios de la región sólo 15 han realizado sus Mapas de Percepción de Riesgos, derivado de un taller que la Organización de las Naciones Unidas realizó en la zona, el resto están indefensos ante el desconocimiento de los “focos rojos” de su área geográfica de acción.

Este sábado por la temporada de lluvias habrá una reunión regional en el módulo de atención ubicado en Huautla de Jiménez para diseñar estrategias. 

Valora este artículo
(0 votos)